Olimpiadas Cooperativas

publicado en: 1ESO, 1ESO1516, 2BACH, 2BACH1516, IESATEGUA | 0

Las experiencias del proyecto #quesejuegue no quedaron solo en los juegos regalados, sino que culminamos el proyecto con un día (el jueves 17 de diciembre de 2015) de Olimpiadas Cooperativas en Castro del Río, el municipio al que pertenece nuestro IES Ategua.

Teníamos como objetivo la cooperación entre los alumnos de 6º de primaria de los 3 colegios públicos del municipio junto a las 3 clases de 1º ESO de nuestro propio centro: un total de 167 niños. Los valientes de 2º Bachillerato que hicieron de monitores eran 76, así que no había de qué asustarse, jejeje. Utilizaríamos los juegos, retos y desafíos cooperativos ya trabajados en el proyecto #quesejuegue y daríamos un paso más por la reivindicación de uno de los derechos fundamentales del niño: el juego.

ORGANIZACIÓN

Comenzamos a ilusionarnos con este día gracias a las experiencias que estábamos viviendo con los niños del CEIP Virgen de la Salud. En ellos se inspiraron algunos alumnos de 2ºBachillerato para crear los logos del proyecto y las Olimpiadas:

Cada uno de los roles de #sportjobs tuvo encomendadas algunas funciones:

L@s presidentes hicieron las listas de alumnos participantes, asignándoles un color de camiseta y el primer juego en el que empezarían las Olimpiadas, así como el orden de juegos de cada grupo y se mantuvieron en contacto con los responsables de cada centro educativo visitante vía email y teléfono. L@s preparadores físicos prepararon juegos de calentamiento sin material para los primeros niños que llegasen a las Olimpiadas, mientras esperábamos el inicio oficial. L@s animadores se acercaron clase por clase de 1ºESO y 6º de primaria del CEIP Virgen de la Salud (está al lado de nuestro instituto), disfrazados, para informar y sembrar ilusión y ganas en los niños. L@s médicos prepararon su kit de primeros auxilios y revisaron el botiquín para actuar en caso de accidente. L@s árbitros se encargaron de sincronizar sus relojes y avisar de los cambios de juego cada 15 minutos. L@s actualizadores deportivos y l@s psicólogos publicaron mensajes sobre la importancia del juego por todo el centro y en las instalaciones deportivas municipales en los días previos. L@s estadísticos se encargaron de contarnos “el #quesejuegue en números” (aún lo estamos esperando). L@s utilleros gestionaron los materiales de todos los grupos, comunicándose con ellos para que cada juego tuviera lo suficiente y todo quedase en su sitio al final de las Olimpiadas. L@s periodistas y fotógrafos cubrieron el evento informativamente; usaron sus cámaras, redes sociales y blogs para ello. L@s DJs prepararon la música de las Olimpiadas. L@s equipadores prepararon las camisetas exactas para cada grupo de niños en paquetes, con el fin de que les fueran entregadas en el primer juego. L@s polémicos difundieron viñetas de Tonucci para sensibilizar a la comunidad educativa de nuestro instituto sobre el derecho de los niños a jugar. L@s dibujantes prepararon el muro de los mensajes de las Olimpiadas Cooperativas.

 

OLIMPIADAS COOPERATIVAS

Primera parte: consigue lo que hace falta para ser COOPERATIVO. 167 niños repartidos en 10 juegos (16/17 niños por juego y 10 grupos de monitores). Cada juego cooperativo estaba basado en un VALOR relacionado con la COOPERACIÓN, como puedes ver en el croquis que Álvaro Baena preparó para que nadie se perdiese en las Olimpiadas: ilusión, actitud, amistad, superación, confianza, diversión, unión, alegría, colaboración y coordinación.mapa Olimpiadas Cooperativas

Cada grupo de niños tenía el mismo color de camiseta y pertenecían a la misma clase y al mismo centro educativo. Así, en esta primera parte, tratábamos de esforzarnos con nuestros amigos por conseguir las insignias que certificaban que habíamos demostrado ese valor. Conforme iban cambiando de juegos cooperativos (cada 15 minutos), las camisetas de los niños se llenaban de insignias, que nuestros monitores habían preparado a mano los días previos.

Descanso: comimos un tentempié, charlamos con otros amigos para contarles a qué habíamos jugado y pudimos dejar mensajes en el muro del #quesejuegue. Mientras, en el salón de actos de nuestro instituto, los presidentes de los dos grupos de 2º Bachillerato presentaban a algunos alumnos y profesores del instituto, maestros de los coles invitados y a la concejala de juventud del ayuntamiento de Castro del Río nuestro proyecto #quesejuegue y todos los juegos que regalamos.

Segunda parte: necesitamos más arcoiris. Tras el descanso, llegaba la parte más difícil del día: formar 16 grupos arcoiris (10 niños en cada grupo, cada uno de un color diferente de camiseta, provenientes de diferentes centros educativos). Nuestro Rafa Millán se dejó el alma en el megáfono para ayudar con las instrucciones de formación de grupos. Una vez completos, serían acogidos por uno de los grupos de monitores que dirigían los juegos de pistas: compañerismo, honestidad y entusiasmo (cada uno de estos 3 grupos acogió a 5 o 6 grupos arcoiris y les facilitó un mapa para encontrar EL TESORO).

El objetivo de esta parte no era otro que NECESITAR AYUDA y pedirla y/o prestarla a personas que no conocíamos. Carreras, caos, preguntas, escondites, saltos de alegría… ¿encontrarían todos los grupos su tesoro?. ¿Y qué era el tesoro? pues una pieza del puzzle del logo #quesejuegue, que debían colocar en el lugar adecuado para que encajase con el resto de piezas. Algunos de los que llegaron primeros fueron a ayudar a otros grupos a encontrar su pieza y el puzzle se fue completando… excepto dos piezas que no hubo manera de localizar.

REFLEXIÓN Y RECUERDO

¿Y cómo salieron las Olimpiadas Cooperativas? pues como la cooperación NO es obligatoria, salieron como quisieron los cooperantes y los no cooperantes: disfrutadas a borbotones por los que más DIERON… y aprendidas por lo que se pararon a pensar en los detalles y en los errores (aunque estos son menores cuando el objetivo es DAR con tan buena intención). Mejorar en cooperación es hacerlo en comunicación, responsabilidad, iniciativa o empatía… lo de los disfraces solo era para darnos cuenta que TODOS SOMOS DIFERENTES y que no se DA en función de los colores 😉

Aquí otras reflexiones: la de Pedro Morales (con un vídeo precioso), Silvia Cabrera, y quienes quisieron mover el evento en twitter.

Y por último, mi recuerdo de este jueves 17 de diciembre en las Olimpiadas Cooperativas, que no habrían tenido ningún sentido sin todo lo que aprendimos previamente gracias al #quesejuegue: todos somos niños, y cada niño es un CREADOR.

Dejar una opinión

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.